¿Por Qué?/ el NO(+)

Recuerdo que estaba tendido mirando el cielo una mañana de diciembre, y veo que las hojas del árbol en que me apoyaba se movían. Sabía, racionalmente, que era producto del viento, sin embargo nunca me había detenido a preguntarme ¿Por qué se mueven?

Desde ese día no he parado. el Por Qué me persigue y me atrapa. Es una puerta que se abre con cada mirada, con cada sonido que escucho, con cada olor que llega hasta mis narices, con todo lo que me rodea. Es una puerta mágica, una puerta que siempre está abierta.

Lamentablemente la educación formal en que estamos viviendo, nos lleva a cerrar muchas de esas puertas. Siempre con la excusa que no hay tiempo, o que no es relevante para tu vida, o que es una pérdida de tiempo, y entonces dejamos de hacernos la pregunta madre de Todas las Preguntas: “POR QUÉ…”.

Esta puerta, la pregunta por qué, me llevó a descubirí que la palabra NO tiene su lado positivo. Sí, aunque no lo crean lo tiene. Estamos acostumbrados, sin embargo, a que se nos enseña que el NO es signo de pérdida, de frustración, de cerrar puertas, de negar-nos a la búsqueda y respuestas. U NO negativo siempre nos lleva a lugares oscuros, puertas serrada.

Por eso es que se me ocurrió crear el NO(+) o No positivo.

La verdad es que es muy simple de que se pueda usar el NO(+), y el Por qué le ayuda mucho.

Si hacemos el ejercicio de preguntarnos o querer hacer algo nuevo, la respuesta automática de muchos será No (se puede, se debe, se hace, hay recursos, los van a lograr, etc., etc.). esto significará que nos paralizamos y dejamos nuestra duda cubierta de fórmulas ya sabidas y nos cerramos a la posibilidad de tener una nueva mirada, fresca, diferente, atrevida, motivadora, la llave de puertas infinitas y casi siempre, muy buenas para nosotros.

Me opongo a usar la palabra NO, especialmente con los niños y jóvenes, porque es darles con la puerta en las narices. Es menospreciar su capacidad de descubrir y crear algo nuevo y de valor. Entonces se me ocurrió que el NO tenía que tener su lado positivo. Fue en ese momento que se me ocurrió que el No puede estar a continuación de un Por Qué, y entonces deja de ser negativo y se transforma en un NO positivo. ¿Por Qué NO?, que es es una insinuación a que desarrollemos, busquemos, miremos, sintamos, experimentemos las posibles respuestas a esa inquietud. POR QUÉ NO….? es una provocación directa a nuestra Creatividad, a nuestra natural Curiosidad, a nuestra Imaginación, para buscar una respuesta que nos saque de la inquietud.

Esta inquietud la vamos guardando, o mejor dicho, nos la van guardando desde que entramos al “Sistema educacional”. Sin embargo, los niños, saben que ese NO se puede transformar, y saben, también, que el POR QUÉ NO es una herramienta muy efectiva, especialmente a la hora de desesperar a los maestros-profesores- padres y adultos…

La segunda derivada de esta búsqueda del NO(+), me llevó al anglosajón idioma Inglés. Sí, del Inglés. Si tenemos la palabra NO y la volteamos, ¿qué resulta? en inglés…ON. y todos sabemos que significa ON, encendido, inicio, comienzo. o sea NO(+) nuevamente, deja de ser negación para transformarse en aceptación de algo que comienza o que se enciende.

Esta ha sido la historia del NO(+) (registrada por Antonio Basauri Puelma, para el bien de la humanidad).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s